Otro gran asunto que se trata en la consulta de Cardiología es el de los soplos.

En primer lugar, quiero hablar de la forma de detectarlos que suele ser mediante el fonendoscopio: el fonendoscopio es un altavoz mecánico que al pegarse la membrana a la piel percibe las vibraciones que a ella llegan de las estructuras internas, y las transmite en forma de sonido directamente a los oídos.

Cualquier fluido que se mueve produce ruido al rozar con las paredes de su continente, y es evidente que a mayor velocidad mayor roce, por tanto mayor vibración y así ruido. Como ejemplos, hablar del ruido de una flauta al fluir el aire soplado por sus agujeros o también el ruido del paso del agua por una cañería.

Pues bien, un soplo cardiaco es producido por el roce de la sangre (fluido) contra las paredes y “pasos” (válvulas) de las distintas cámaras cardiacas. La detección de un soplo durante la exploración física no implica que esté sucediendo algo grave, pero sin duda es preciso que CardioDoc realice un ecocardiograma ya que es la exploración indicada para estudiarlo y conocer por qué se produce.

Visita el Facebook de CardioDoc

Visita el Facebook de CardioDoc