A menudo me encuentro ante pacientes con síntomas del corazón y todas las pruebas cardiológicas con resultado normal. Cierto es que según qué sintomatología se presente, el resultado normal de las pruebas descarta o no excluye patología cardíaca. Sin duda, con mucha frecuencia la sintomatología referida no es grave, grave desde el punto de vista en que esté en peligro la vida, mas no dejan de ser unos síntomas que molesten y por supuesto hay que diagnosticar, primero, y tratar después.

Entonces teniendo de base una sintomatología benigna (no peligrosa para la vida) y con las pruebas cardiológicas normales, a menudo me veo explicando el cuerpo humano diciendo que se divide en cabeza y cuerpo, y que están unidos por el cuello donde hay un interruptor que los conecta y desconecta.

hand-968729_960_720Cuando el interruptor se activa, mantiene desconectado el cuerpo y así entra a funcionar el “Piloto Automático”, y no suele haber ningún problema de tal forma que las actividades cotidianas no se ven limitadas, yendo así todo por su cauce normal. La pega surge cuando ese interruptor se apaga y por tanto conecta cabeza y cuerpo, y es cuando vienen las quejas: palpitaciones, golpeteo en el pecho, dolor torácico, cansancio, dificultad para respirar… quejas que sobrevienen al desactivarse dicho interruptor y que, evidentemente, llaman la atención ya que se perciben como una molestia, y todas las molestias corporales agobian.

Llegado este punto, analicemos cuándo se desconecta ese interruptor; como ya he dicho, durante la realización de las actividades cotidianas: salir a paseo, hacer la compra, los recados, entreteniéndose con la parte más exigente del trabajo y acabarla, estando con los amigos y amigas, las obligaciones familiares… En resumen, todo lo que entretiene y obliga a interactuar con el mundo y con la vida, son momentos en que el interruptor está activado y mantiene desconectados cabeza y cuerpo evitando así sintomatologías banales que impidan el normal desarrollo de la actividad. Es por tanto que en los momentos de descanso, de sentarse en el sofá a relajarse un rato o ver una película, de acostarse en cama, etc. se desactiva dicho interruptor y surgen todas las sintomatologías arriba comentadas, que molestan, agobian y por eso motivan la consulta con el Cardiólogo.

Nadie mejor que CardioDoc para consultar y que además le realice las pruebas habituales para ver el funcionamiento de su corazón, y por supuesto explique con mayor profundidad el funcionamiento del interruptor que facilita el arranque del “Piloto Automático” eliminando así preocupaciones y agobios innecesarios.

Visita el Facebook de CardioDoc

Visita el Facebook de CardioDoc