En el S.XVI, Felipe II se desposa en la ciudad de Salamanca con la princesa María Manuela de Portugal, en la actual Plaza de los Bandos, adyacente a la famosa Plaza Mayor. Durante esos días, Felipe II se queda perplejo al contemplar que en una de las cunas de la cultura europea y del cristianismo, en ella sucedían las mayores y más desbordadas fiestas y bacanales. No hay que olvidar que en aquel entonces Salamanca podía llegar a tener ocho mil estudiantes, mientras que, en comparación, la ciudad de Madrid contaba con unos once mil habitantes.

plaza-573093_960_720

Es por ese motivo por lo que El Rey publica un edicto ordenando la expulsión de la ciudad a prostitutas y rameras durante el tiempo de Cuaresma y Pasión, alojándose aquéllas en los terrenos de la margen izquierda del río Tormes, fuera de los muros de la ciudad. Un famoso cura, el Padre Lucas, tradicionalmente era el encargado de cruzar en barca a las señoritas, ganándose así el apodo entre los estudiantes de “el Padre Putas”.

hornazoEl lunes siguiente al Lunes de Pascua, desde antaño se viene celebrando en los campos charros el fin de la Cuaresma y su Ayuno, con abundante vino y hornazo, que es una empanada típica rellena de lomo, chorizo y huevo, precisamente los alimentos prohibidos en el tiempo precedente, y qué casualidad que los terrenos donde se realizaba este festejo coincidían en la margen derecha del río Tormes, momento en que también regresaban a la ciudad aquellas mujeres que habían sido expulsadas semanas atrás, y que para volverlas a cruzar el Padre Lucas siempre contaba con la inestimable colaboración de todos los estudiantes presentes en el festejo.

Visita el Facebook de CardioDoc

Visita el Facebook de CardioDoc